Mejores posturas para amamantar (I parte)

  • Abril 24, 2013
  • Consejos de crianza
  • 0 Comentarios

Con la llegada de nuestro bebé llega el momento de afrontar su alimentación. Si has optado por la lactancia materna debes saber que el agarre del bebé al pezón es fundamental en los primeros momentos para garantizar un buen amamantamiento. Para ello existen posturas que nos pueden ayudar a conseguirlo.

Hoy Silvia nos da algunos consejos sobre cómo colocar al bebé para conseguir un agarre adecuado. ¿Nos acompañas?

¿Cómo fueron los primeros momentos de tu lactancia? ¿Qué postura te ayudó a conseguir que tu bebé se agarrara mejor?

¡Hola amigos! Ya os he manifestado en alguna ocasión lo importante que me parece la lactancia materna para nuestros hijos. Cuando no tenemos experiencia, colocar al bebé al pecho puede hasta resultar complicado. Lo cierto es que hay muchas maneras de dar el pecho, solo hay que buscar la que se ajusta más a nuestras necesidades o preferencias. Hoy vamos a hacer un repaso de esas diferentes posturas en que podemos amamantar.

Sea cual sea la postura elegida es muy importante comprobar que nuestro chiquitín está succionando correctamente, y para ello debemos comprobar que su boquita está bien abierta, con los labios evertidos, cogiendo no solo el pezón sino también parte de la areola.

La postura más habitual y conocida es la de mamá sentada y bebé estirado: El bebé estirado y ladeado frente a la madre, barriga contra barriga, la cabecita frente al pecho, sin ladear. Mamá ha de estar cómoda y relajada y acercarse el bebé al pecho. Si te sientes más cómoda y crees que puedes acercar mejor a tu bebé al pecho puedes utilizar un cojín de lactancia.

Posición de “rugby”: Mamá está sentada y el cuerpo del bebé pasa por debajo del brazo de la madre y sus pies apuntan a la espalda. Esta posición es muy acertada cuando se producen obstrucciones en los conductos o mastitis, ya que ayuda a liberar esos conductos obstruidos. El cojín de lactancia os puede ayudar a conseguir que la postura sea más eficaz, os permitirá estar más cómodas y lograr que el bebé llegue sin dificultad al pezón.

Posición caballito: Sentamos al bebé a horcajadas sobre la pierna de la madre, le sujetamos la cabeza y le colocamos al pecho. Debemos asegurarnos que al introducir el pezón en la boca éste apunte hacia arriba para facilitar el agarre. Esta postura, menos frecuente, se recomienda para aquellos bebés que tienen dificultades para agarrar el pecho.

En el próximo video post trataremos otras posturas que serán útiles a aquellas madres que han sufrido una cesárea, tienen grietas o mastitis.

Esperamos que os haya sido de utilidad. ¡Hasta el próximo video consejo.

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *