Algunos mitos del cuidado del bebé

  • junio 22, 2011
  • Consejos de crianza
  • 13 Comentarios

Cuidados del bebéRemedios caseros, chupetes con miel, etc... Existen toda una serie de mitos y de creencias comunes sobre los cuidados de los pequeños, que bien por tradición o por desconocimiento, se han venido utilizando, pero que conviene conocer para saber por qué evitarlos:

fdag

  • “Culito rojo: pañal de tela”

Es muy posible que los pequeños sufran la llamada “dermatitis del pañal”, un trastorno muy frecuente, que se debe, en gran parte, a la humedad que se crea entre la piel y el pañal, y a la acción corrosiva del pipí, además de microorganismos y enzimas presentes en la piel.

“Viejo remedio”: Sustituir los pañales de usar y tirar por los de tela (lino o algodón)

Porqué NO: Materiales como la tela se impregnan rápidamente de pipí y tienden a pegarse a la piel, lo que aumenta la humedad local, favoreciendo la multiplicación de microorganismos.

Para el cuidado del culito del bebé y cambiar los pañales, debido a su piel tan sensible, es bueno contar con toallitas húmedas y agua hervida templada, en la que se haya disuelto una cucharada de bicarbonato. En este sentido es interesante evitar jabones, debido a que podrían irritar la delicada piel del pequeño. Además, es buena idea proteger su piel con una crema específica que regenere la piel y la proteja ante rozaduras.

  • “No hay baño hasta que se le caiga el cordón umbilical”

El cordón umbilical permanece pegado al bebé, durante una o dos semanas tras el nacimiento, pero la cicatrización completa del ombligo necesita de algunos días más para que se cierre completamente.

“Viejo remedio”: Hasta hace poco era muy común no bañar al niño hasta que se le caiga el cordón umbilical, ya que podría ser malo para la cicatrización del cordón y ralentizar su caída.

Porqué NO: Actualmente se ha comprobado que el baño no supone un gran problema, ya que lo importante es secar el cordón con cuidado y envolverlo en una gasa estéril que lo mantenga seco.

  • Untar el chupete en miel, para tranquilizarle”

Un chupete puede servir de gran ayuda en muchas ocasiones a la hora de tranquilizar un bebé y favorecer su sueño. Les ofrece seguridad y satisface sus necesidades de succionar, además de la descarga de tensiones.

“Viejo remedio”: Untar un chupete en miel (o cualquier sustancia azucarada), para que éste sea más “apetitoso” a los pequeños.

Porqué NO: La miel, como el azúcar, no son aconsejables en bebés, ya que, en el caso de tener dientes aumenta el riesgo de caries y, además, acostumbra a los pequeños al dulce, lo que puede suponer adquirir algunos “vicios” alimentarios que no son correctos.

Y vosotros, ¿conocéis algún otro mito?

13 Comentarios
En Colombia, no sé si en otros países, muchas personas creen que los bebés respiran por la cabeza... es cierto que la cabeza de un bebé es muy delicada porque los huesos del cráneo no se desarrollan completamente para facilitar el parto, y porque el bebé regula gran parte de su temperatura por esta zona del cuerpo. Pero mucha gente cree que de verdad respiran por ahí, como una ballenita :) También están todos los mitos sobre corte de pelo, para hacer el pelo más fuerte... yo antes me los creía todos, pero desde que tengo amigas árabes y orientales, he aprendido que son costumbres de cada cultura, cada pueblo tiene sus mitos sobre el crecimiento del pelo en los bebés. Esto es muy curioso y muy bonito.
Sólo aclarar una cosa, la razón para no ofrecer miel a un niño pequeño (de menos de un año) no está tanto en aumentar el riesgo de caries sino en que puede potencialmente provocar botulismo debido a su sistema digestivo inmaduro. La probabilidad es pequeña, pero si se puede evitar el riesgo...
Ana
    Efectivamente, es por el riesgo de que tenga espora del botulismo y el intestino inmaduro del bebé no pueda "inutilizarla". De hecho, las recomendaciones ahora indican esperar, incluso, hasta los dos años para introducir la miel en la diete del bebé.
Lo del chupete con miel siempre me ha parecido una auténtica aberración. A veces estos mitos pasan por encima del sentido común
Sandra Ferrer
Ciao, a mi mi pediatra me recomendó introducir la miel a partir del año porque es muy fuerte y puede provocar una alergia severa. Muy interesante vuestra página, un saludo
SANDRA
La dermatitis del pañal y los culetes rojos suelen producirse por la acción conjunta del pipí y la caca. El pipí por si solo no es "corrosivo", pero en conjunto con restos de heces es cuando se produce la irritación de la piel. Los pañales de tela son una opción más que acertada hoy en día, son económicos, ecológicos y tienen propiedades más que adecudas para cuidar la piel del bebé. ¿Sabéis que hay estudios que indican que la temperatura en el interior de un pañal de tela es de entre 2ºC y 5 ºC menor que en un pañal desechable? Los pañales de tela de hoy en día usan algodón, sí, pero no lino. También se usa microfibra como absorbente y tejidos como el cáñamo y el bambú que tienen propiedades antimicrobianas y antifúngicas de manera natural. También se usan tejidos que dejan pasar la humedad y la mantienen alejada de la piel del bebé. La humedad local no es mala para la piel. De hecho nos venden miles de cremas para "hidratar" que no es otra cosa que aportar humedad. Lo que pasa es que estamos muy mediatizados por la publicidad "culito seco = culito sano" cuando eso no es cierto. ¿Habéis visto un niño al que se le irrite el culo por pasarse cuatro horas seguidas en la piscina en verano? Volvemos a lo de antes, lo que irrita el culo es la mezcla de heces y pipí, tanto en pañales desechables como en pañales de tela. Los pañales desechables se supone que alejan la humedad del culo, pero los microorganismos se pueden multiplicar tambien dentro de la humedad "alejada" y luego pasar la barrera de nuevo hacia el culete del bebé ¿o hay una explicación lógica y científica? Tampoco habéis valorado los perfumes, lociones, químicos y blanqueantes que se usan en la fabricación de estos pañales y que puede que no sea lo más adecuado para la piel de los bebés y que, en algunos casos, puede ser el origen de irritaciones y sequedad, por ejemplo. La profunda ignorancia y desconocimiento de los pañales de tela que habéis empleado al escribir este artículo me hace poner en duda el resto de recomendaciones. Por favor, la próxima vez investigad un poco antes de proscribir opciones tan a la ligera... Y más opciones como los pañales de tela que cada día más pediatras y profesionales ofrecen y tienen en cuenta para las madres en casos, por ejemplo, de dermatitis.
    Hola Eloisa Antes de nada, muchísimas gracias por tu colaboracióny por ofrecernos este punto de vista tan profundo y lleno de conocimiento, que nos permita ampliar el enfoque. Al hablar de los pañales desechables y de tela, nuestra intención es hacernos eco de las recomendaciones de algunos profesionales que comentan que es necesario mantener lo más seca posible la piel del culito del bebé, cuando se detectan indicios de "dermatitis del pañal". En ese sentido, entendemos que los pañales desechables permiten un mayor aislamiento. Ahora bien, en ningún caso queremos menospreciar el valor de los pañales de tela. Desde El club de las madres felices, nuestra intención es precisamente atraer todos los focos de pensamiento y servir de altavoz para que todos podais expresar y mostrar todos los puntos de vista. Muchísimas gracias por todo de nuevo y un saludo.
      Hola El Club de las Madres Felices: En primer lugar, mencionas recomendaciones de profesionales, pero no los citas a ellos ni a sus razones. En segundo lugar, al "entender" que los pañales desechables ofrecen mayor aislamiento, estáis dando por supuesto muchas cosas. En primer lugar que TODOS los desechables ofrecen las mismas prestaciones y, en segundo lugar, que TODOS los pañales de tela son iguales... Y me parece que ambas afirmaciones son radicalmente falsas. En tercer lugar, dices que en ningún caso quieres menospreciar el valor de los pañales de tela, pero los hechos no dicen lo mismo. Escribes que los pañales de tela "favorecen la multiplicación de microorganismos", dando a entender que esto no sucede en los pañales desechables. Si eso no es menospreciar... ya me dirás tú. En cuarto lugar, me parece muy loable vuestra intención de "servir de altavoz" pero lo cierto es que vuestras afirmaciones sobre los pañales de tela están en el texto y las mías solo en los comentarios. La mayoría de la gente no lee los comentarios, no interesan, por lo que el alcance de las afirmaciones, ciertamente, no es el mismo. Para finalizar y, sin recurrir a los expertos, hay muchas mamás que encuentran precisamente la solución a las dermatitis del pañal precisamente en los pañales de tela. Soy periodista y soy mamá bloguera. Creo que en un blog deberíais tratar de distinguir muy bien lo que es información de opinión, porque, de lo contrario, estáis engañando a la gente... Y a mi me parece que en este caso habéis ofrecido una opinión no contrastada como información.
        Hola de nuevo Eloísa: Muchas gracias por tu comentario y exposición detallada de datos. Como te comentábamos, nuestra objetivo es que todas las facetas de la maternidad tengan aquí su espacio. Por ello, y viendo que dominas el tema, nos gustaría pedirte que nos escribas a suavinex.suavinex@gmail.com para poder buscar entre las dos alguna vía de colaboración para futuras publicaciones del blog. ¡Muchísimas gracias de antemano!
Iba a dar mi opinión sobre vuestro artículo sobre los pañales de tela ( basado en prubas científicas y estudios realizados ¿no?), pero no hace falta que lo haga, Eloísa lo ha hecho por mí. Os dejo un enlace que nos muestra las "bondades" de los pañales desechables: http://www.drmomma.org/2011/04/chemicals-in-disposable-diapers.html Gracias.
Alix
muy buenas acabo de enterarme de tu pagina web y la verdad es que me parece genial no sabia de mas personas interesadas en estos temas, aqui tienes un nuevo lector que seguira visitandote mensualmente.
Cuidados bebé muchas gracias por seguirnos, ¡bienvenido! :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>