Muchas cosas han cambiado  con el paso de los años. Mientras que en la España de 1975 la edad media a la que las mujeres tenían su primer hijo era de 25,2 años, en la de 2014 había subido a 30,6.  Algunas mujeres deciden esperar y retrasar su maternidad por diferentes motivos. Es posible que cuando sientan la llamada del reloj biológico, la reserva ovárica ya no sea adecuada para conseguir un embarazo o se presenten dificultades. Por estas, y otras razones no tan “amables” como pueden ser enfermedades de diferente índole, la ciencia ha comenzado a ofrecer soluciones como la congelación de óvulos para poder preservar la fertilidad.

Congelación de óvulos

La vitrificación, nombre técnico de la congelación de óvulos, es un proceso de solidificación de ovocitos que no forma cristales de hielo, con lo que evita la destrucción de los mismos en el proceso de descongelación. Posteriormente se conservarán, sin fecha límite de uso, en nitrógeno líquido a – 196º.

Cuál es el proceso para congelar óvulos

Es similar al proceso de FIV (Fecundación In Vitro). Lo primero que se hace es estimular el ovario para aumentar el número de óvulos que se obtienen en un ciclo. Posteriormente, tras determinar por medio de ecografías cuál será el mejor momento, se procederá a la aspiración de los ovocitos, algo que se realiza en quirófano. Después llega el momento de la vitrificación y almacenamiento en nitrógeno.

Algunas consideraciones generales

Por muy jóvenes que nos consideremos, la edad real no tiene por qué coincidir con la biológica. Así las cosas, el mejor momento para proceder a la vitrificación podría situarse por debajo de los 35 años. Después de ese momento la dotación de óvulos es menor, siendo además de menor calidad.

Según la legislación española, los óvulos podrían utilizarse hasta los 50 años de la madre. Por ello, antes de decidir el momento hay que tener en cuenta que el embarazo no siempre llega en el primer intento.

¿Sabías en qué consistía el proceso de vitrificación?, ¿te has planteado alguna vez congelar tus óvulos?

Productos Suavinex

  • Discos absorbentes
    Discos absorbentes Los discos absorbentes de Suavinex recogen las pérdidas de leche preservando el pecho de la humedad y manteniendo su equilibrio natural. Son extrafinos, por lo que son imperceptibles bajo la ropa; desechables, con banda adhesiva y vienen en cómodas bolsitas individuales de dos unidades. Estos discos absorbentes poseen una de las mejores transpirabilidades del mercado y están fabricados con celulosa proveniente de bosques sostenibles.
  • Extractor de leche eléctrico
    Extractor de leche eléctrico Su sistema de doble regulación, único en el mercado, permite ajustar tanto la frecuencia de succión como la intensidad del vacío, consiguiendo un control total sobre la extracción. Este sistema permite comenzar por una succión muy suave e ir aumentando en frecuencia.
0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *