Donde comen dos comen tres …. ¡o cuatro!

  • noviembre 20, 2012
  • Mamás blogueras
  • 19 Comentarios

Por Una Mamá española en Alemania

Cuenta la leyenda que, una vez superada la barrera del hijo único, uno más o menos no supone un añadido relevante al desquicie materno. Algo así como que donde comen dos comen tres y ya puestos, cuatro o cinco.

Bien, pues por algo es una leyenda y no un axioma indiscutible.

No me entiendan mal, ojo, que yo a mis niños los quiero y los adoro – aunque no les vaya a comprar ningún loro – y me encanta estar con ellos. Sobre todo cuando duermen.

Pero la gente, que debe ser que tiene en muy poca estima su integridad física, suele preguntarme constantemente por un cuarto hijo. Más bien por la cuarta; esa niña que no he tenido y cuya ausencia parece preocupar muchísimo a todo el mundo. Debe ser que la falta de variedad genérica trae mala suerte y problemas de pareja – se me ocurre que por el usufructo del mando de la tele-, porque si no no me lo explico.

Mis únicas aliadas en esta lucha por la dignidad del plantón procreativo a la de tres son otras madres:

Las que tienen recién nacidos esgrimen como argumento definitivo los daños colaterales de todo embarazo, ya sean las molestias típicas por duplique de peso o la engorrosa metamorfosis en incubadora a ojo ajeno sin excepción.

Las más veteranas, a pesar de sufrir a diario desplantes púberes de diversa índole, arrugan la nariz y blanquean los ojos en cuanto oyen hablar de pañales, lactancias, noches a trompicones o papillas de frutas. Volver a taponar los enchufes y desempolvar la trona no es opción.

Las de mi quinta, esas que ya no usamos cochecito pero seguimos llevando algún pañal en el coche, que alternamos con soltura risas flojas y miradas homicidas, solemos llevar a los argumentos del plantón reproductivo colgados de la pierna, el bolso o cualquier parte saliente de nuestra castigada anatomía. Y estamos más que dispuestas a utilizarlos para persuadir a impertinentes preguntones.

Pero luego están esos momentos, en los que te encuentras mirando con pena unos bodies costrosos para retirar o te sientes despechada cuando el pequeño rechaza  tu mano al bajar las escaleras; cuando te das cuenta de que estás en ese punto crucial, esa coyuntura definitiva en la que tienes que plantearte tener otro ya o parar para siempre.

Por suerte esas enajenaciones suelen ser transitorias y durar poco. Exactamente lo que tarda alguno de los otros en arañar a su hermano o colorear el sofá. Y oigan, siempre podremos olisquear bebés ajenos para paliar la saudade, aunque sólo sea un ratito.

19 Comentarios
Te entiendo. El menor de los tres que tengo tiene 10 meses y hay algún momento en que, viendo a un recien nacido (en el cole de la mayor hemos tenido cuatro nada más y nada menos en el último mes, y es un colegio pequeño) se me escapa un suspiro y hay un microsegundo de debilidad. Y eso que yo sí cuento con variedad genética :-) Pero basta con ver como la mayor riñe con la mediana y como entre las dos agobian al pequeño para que entre en razón y piense "chica, tu estás loca. Venga pa´casa que estas fieras te la van a liar si no las atas cuanto antes a las sillas del coche" Y se me pasa la tontería. Que sí, que yo también quiero mucho a mis hijos, pero creo que hoy en día querer a tres ya es querer a un número suficiente :-)
Marisa
Paliar la saudade, vale, pero luego el bebé se va con su madre y a ti se te queda un hueco libre en los brazos :(... y, ojo, también en los planes para ir al cine :) Por ese mismo desfiladero camino yo desde hace un tiempo, amiga, dudando entre saltar al río o quemar los pañales que me quedan formando una hoguera en el patio. Y dudo. Dudo mucho. Ay, dudo todo el rato!
BlogdeMadre
yo la semana pasada me puse un DIU, la decision está tomada....
Pues a mí me encantaría que llegara una mini-f!
Teresa
Yo estoy con el primero en el horno y está siendo un embarazo de aúpa, el otro día me preguntaron si iba a tener más y casi lloro sólo de pensarlo XD
Ender
Pues yo no paro de pensar en un 3o. El mayor tiene 3 años y la peque hará 2 dentro de un mes y eso....que de bebé ya le queda poco y da una penita. Lo malo es que el papá no lo tiene nada claro.... http://misnenesworld.blogspot.com/
Elisabet
En ocasiones creo que algunas/os tendrían que coserse los labios para no decir tontás. Yo entre otras. El otro día le dije a mi jefe que para cuando el niño y se acaba de separar....
urbanmon
Bueno voy sólo por el primero y el sintoma de tener segundo no me llega, asi que eso de 3 u 4 ni me lo planteo jajaja
la pregunta del millon! y el niño para cuando? o has tenido 3 niñas buscando el niño? seguro que el siguiente es niño. Yo directamente contesto que no puedo tener mas por "mi salud mental".Normalmente las que te dicen esto se han quedado tan panchas con uno (por eso se atreven a decirlo claro)
belen
Puff es que es una decisión fácil para algunas, ya que tienen hiperclaro que se plantan, con 1 o con 2, porque se han visto solas y el padre "ayuda" a ratos, el embarazo fue difícil, la maternidad les resulta más difícil de lo que todo el mundo cuenta o lo que sea... Y para otras, que lo teníamos hiperclaro, pues ya nos asaltan las dudas. Yo era de las de "2 y me planto", con la primera flipé tanto de lo "gonito" que era que a los 3 meses dije que a por otro, así que con la parejita de 2,5 y 1,5 años, juro que no ha pasado un día desde que nació el pequeño que no me haya planteado un tercero. Con lo que estoy llegando a la conclusión de que posiblemente los embarazos hayan hecho que haya perdido el sentido común, vamos que estoy como una cabra, cómo sino se explica que piense en otro? Todos los días? Help jajajaja!! Pero creo que a muchas nos pasa, no descartamos nada, y guardamos las 20 cajas de ropita en el trastero porsiaca...
Eva
Hablando de la salud mental. Yo cada vez que voy al colegio y conozco a la profesora, que ese año le ha tocado a mi hija pienso: Pobrecilla, esta es la pobre víctima de esas 26 fieras durante 5 días a la semana. Sólo por eso, las quiero a todas.
sofico & Mum
Jajaja, yo por si las moscas ya estoy disfrutando este embarazo como si fuera a ser el último, que me parece que sí
Madi
Siempre pasa. Yo tengo cuatro. Me hice la ligadura el año pasado por si se me daba un aire o me iba pallá. Pues aún hay gente que me pregunta que para cuando a por el quinto???!!!! A por el quinto???!!! tu estas tonto??? (Lo gracioso es que normalmente lo pregunta gente que no tiene ninguno)
Elena
Hola a todas las madres felices, simplemente quería compartir el blog de mi hermana que creo que os gustará mucho... http://acserranom.blogspot.de/ SAludos, Oscar
OScar
Yo pasé una terrible época de querer y no poder tener más. Pero la providencia me otorgó el mejor regalo que se puede pedir en estos casos. Una vecina con un niño-monster. Cada vez que un hueco se abría dentro de mi, mi esposo mantecoso me abrazaba fuerte y susurraba..."Imagina que nos sale como ese" y se me pasaba del tirón. Ahora los mios son mayores y una bendición y ese es pre-adolescente y ha mejorado poco, poquito. ¡Si es que la naturaleza es muy sabia!
Meme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>