Bebés prematuros, ¿qué debemos saber?

  • Agosto 8, 2013
  • Consejos de crianza
  • 3 Comentarios

Es probable que en tu entorno se haya dado algún nacimiento prematuro. Alguna amiga o familiar se ha podido topar con esta dura realidad que en España afecta a más del 8% de los recién nacidos. Se considera un bebé prematuro aquel que nace por debajo de las 37 semanas de gestación.  Se llaman inmaduros a los bebés nacidos antes de las 35 semanas, lo que conlleva el paso por la incubadora para controlar su temperatura, respiración e incluso alimentación. En función del grado de prematuriedad estos bebés serán atendidos en el servicio de Neonatología o bien en una Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN).

Los avances médicos han permitido la supervivencia de estos pequeños valientes. El actual reto de los especialistas y personal médico que los atiende es darles una adecuada calidad de vida.

Una vez superada la estancia hospitalaria los padres se enfrentan al momento de llegar a casa. El bebé prematuro necesita unos cuidados precisos y ligeramente diferentes a los de cualquier bebé nacido a término. Los padres, en muchas ocasiones primerizos, viven una dura situación emocional donde el miedo y la alegría se entremezclan.

Si algo necesita una nueva familia es tranquilidad e intimidad, pero en los casos de bebés prematuros esto cobra especial importancia. Se recomienda controlar las visitas por la salud del pequeño, un simple catarro, por ejemplo, puede derivar en serias complicaciones. Por ello es importante que tanto los padres como las personas que tengan contacto con el bebé tengan una minuciosa higiene para evitar infecciones.

La alimentación de estos chiquitines también tiene su toque diferente. Se recomiendan tomas más pequeñas y frecuentes, vigilando siempre su respiración y su succión. La lactancia materna contribuirá de modo positivo en muchos aspectos, además de favorecer su alimentación.

Se debe cuidar la temperatura ambiental pues su mecanismo de regulación corporal puede no estar aún maduro. Para ello se recomienda el método canguro, el cual además afianza el vínculo de apego, lo que ayudará a la maduración del recién nacido.

Es muy importante el apoyo para estas familias, que puedan contar con información fiable que les ayude a comprender y criar a sus pequeños en esos primeros meses.

 

Para más información:

Manual para padres con niños prematuros

Seguimiento del gran prematuro

PrevInfad

Prematuros Info

APREM Asociación de Padres de Niños Prematuros

Asociación Prematura

3 Comments
El método canguro es una de las mejores experiencias que he practicado con mi bebé. Tanto si es prematuro como si no, lo recomiendo al 100%
oremos por todos los bebes que estan luchando por sus vidas
suli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *