Ser madre de un niño alérgico

  • febrero 27, 2013
  • Alimentación del bebé
  • 12 Comentarios

Por Ser Madre toda una aventura

Cuando hace más de tres años el médico diagnosticó a mi hijo alergia a las proteínas de leche de vaca no supe cómo reaccionar. No había oído en mi vida hablar de ello y, en aquel momento, desconocía cómo podía afectarnos en nuestro día a día. A medida que mi peque ha ido creciendo he ido descubriendo junto a él lo que supone convivir con una alergia a un alimento tan básico como es la leche.

Padecer alergia a la leche no implica únicamente excluir de la dieta la leche, quesos y yogures, como popularmente se tiende a creer. La leche entra en juego en el proceso de conservación de numerosos alimentos por lo que fiambres, salchichas, carnes envasadas, conservas de pescado, precocinados, chucherías, panes… quedan radicalmente prohibidos. La leche, además, suele convertirse en un ingrediente básico a la hora de elaborar cualquier tipo de repostería, salsas de tomate o similar, productos de aseo e, incluso, ciertos medicamentos (homeopáticos incluidos). Otro punto importante a tener en cuenta son las temidas “trazas”: residuos lácteos que contaminan la fabricación de ciertos productos que no están elaborados con leche. El número de productos con trazas es innumerable y va desde patatas fritas u otros snacks hasta harina, pan rallado o cacao en polvo.

La lista de productos a evitar es infinita y la manipulación de alimentos, cocinado y conservación de los mismos también requiere de un especial cuidado para evitar contaminaciones. Todo este tipo de precauciones sólo se conoce cuando se vive el problema de cerca.

Es por ello que decidí crear un blog llamado Mi menú sin leche donde dar a conocer las implicaciones de una alergia alimentaria, ayudar a otras familias que están pasando por ello y, sobre todo, informar y crear conciencia social. Es fundamental que los niños alérgicos alimentarios no se sientan excluidos de celebraciones, cumpleaños o fiestas y que no se encuentren continuamente en la tesitura de tener que rechazar alimentos ofrecidos por terceras personas.

Estas situaciones sólo las podemos evitar los adultos porque, si de algo me he dado cuenta en este tiempo, es que los niños son increíbles, naturales y adorables para tratar a otros compañeros con determinados problemas, sean los que sean. Somos los adultos los que tenemos los prejuicios y los que, por no complicarnos la vida, decidimos celebrar el cumpleaños de nuestro hijo sin invitar al amiguito alérgico. Si por un sólo momento nos parásemos a pensar en lo poco que cuesta prestar un mínimo de atención al etiquetado de un producto y, de esta forma, hacer feliz a un niño, la vida de los peques alérgicos sería mucho más sencilla.

Mi hijo es plenamente consciente de su alergia, sabe lo que le ocurre si toma leche y, por tanto, rechaza sin pensarlo alimentos ofrecidos por gente que no conoce, por muy apetecibles que puedan resultar. Es un niño feliz porque sabe que mamá vela por él y hace lo imposible porque no le falte de nada.

Las madres de niños alérgicos somos auténticas magas en la cocina (¿quién es capaz de hacer unas croquetas, una tarta o una pasta carbonara sin utilizar productos lácteos?) y nos convertimos en ávidas lectoras de las minúsculas letras que componen los ingredientes de un producto. Siempre estamos innovando en la compra porque nos resistimos a que nuestros hijos sólo conozcan una marca de galletas, y somos capaces de recorrer nuestra ciudad de norte a sur con tal de encontrar ese chocolate especial que nuestros peques sí pueden tomar.

Y mientras observamos –con una sonrisa en los labios– cómo devoran un pedazo de chocolate con los morritos manchados de cacao y un brillo especial en su mirada, una oleada de satisfacción nos recorre el cuerpo y nos damos cuenta de que todo sacrificio es poco con tal de proporcionarles esos instantes de infancia que todos los niños deberían saborear.

Posts relacionados:

Productos Suavinex libres de trazas de leche

12 Comments
Una de mis mejores amigas tiene un nene con alergias, el pobre a la leche, la huevo, las legumbres, al marisco, frutos secos... Hasta ese momento yo no sabía ni conocía todo el entramado que supone tener un niño alérgico, leer los productos, la cantidad de comida que contiene leche, tener cuidado con lo que les das o si le das un beso después de haber comido algo que le da alergia Me parce fantástico que hayas creado ese lugar de encuentro como es Mi menú sin leche, un lugar para visitar no sólo para familiares con niños con alergias sino para todos porque podemos aprender mucho de lo que decis
Trastadas
Por fortuna o desgracia, esta realidad esta cada vez mas presente en el dia a dia de todos porque el numero de afectados por alergias alimenticias esta disparandose. No podemos permitir la discriminacion o el rechazo de estos niños, aunque no sean los tuyos, cuesta muy poco, de verdad!
Elena
Lo primero felicitarte por "mi menú sin leche" Y comentar también que como has dicho no solo esta en los alimentos o en los cosméticos,entre otras cosas también podemos encontrar leche en las tizas del cole. Mi peque es alérgico a leche legumbres y frutos secos y como ya tiene 5 años ya cuenta como se siente. Da mucha pena ver que se siente excluido en clase por el tema de los cumples o por ciertas actividades realizadas con frutos secos que el no puede tocar. Y ya no te cuento esos niños que quedan fuera de las excursiones porque los profesores no se quieren o no se atreven a hacerse cargo. A ver si poco a poco entre todos vamos consiguiendo mas conciencia social.
gema
Soy mama de un nene de 6 años alergico a la proteina de la leche de vaca y al principio se nos hizo muy dificil porque la leche esta presente en alimentos que nunca me hubiera imaginado, mas las trazas, mas los medicamentos, los cosmeticos, mas y mas..... Ahora despues de tantos años hemos aprendido mucho y a cocinar todo en casa. Lo social se ve muy afectado, ya que todo siempre gira alrededor de la comida, aunque gracias a Dios a mi hijo nunca lo han discriminado, solo que voy con su viandita para todos lados y con los cuidados necesarios para que las demas personas no lo toquen si antes no se han lavado. Gracias por darle un espacio a esta problematica.
Romina
Tú has sido la persona que me ha acercado al mundo "real" de las alergias. Y como sabes para que una niña de la clase de Rayo no se sintiera "apartada" en su cumple, preparamos un detalle especial para ella, o mejor dicho "apto" para ella. Es importante que todas las familias seamos conscientes de las trabas a las que madres como tu os enfrentáis cada día. Un beso.
Espacios como mi menú sin leche nos esta facilitando la vida a todas las familias q comenzamos este camino, parto con muchísima información gracias a q otras familias han decidido compartir su día a día. Muchas gracias por vuestro tiempo. Un beso.
Elena B
Gracias por hacerme sentir menos sola, la gran mayoria de personas no llega a comprender la magnitud del problema, y nos llama exagerados. Es importante darlo a conocer para q entiendan y apoyen. Mi bebe de casi 2 años, aun no le hacen pruebas, pero todos los alergologos q hemos visto, nos dices q es alergico a leche y derivados, huevos, algunas verdurás y legumbres, frutos secos, etc. Y en Chiapas m es imposible conseguir alimentos libres de alergenos, q hacer? Gracias, Dtb
Judith
Hola Silvia!!! Soy seguidora de tu blog y te quería dar las gracias por la ayuda que nos brindas y el animo que nos das, cuando tienes un bebe con alergias alimentarias, todo es muy complicado y todos los cuidados que se tengan son pocos... Un abrazo muy fuerte.
Bibi
Gracias a todas por vuestros comentarios. Silvia es una madre generosa que comparte todo lo que ha ido aprendiendo gracias a su hijo, y son muchas familias las que se lo agradecen. ¡Nosotras también! Gracias Silvia por enseñarnos tanto. Un abrazo.
Hola! Yo soy mama de un precioso bebe de 1 a
vicky
Gracias a todos por vuestros comentarios. A los que tenéis pequeñines con alguna alergia alimentaria os animo a seguir luchando por los derechos de vuestros peques, por su bienestar y su felicidad. Pasareis momentos difíciles pero todo esfuerzo es compensado con creces por sus caritas y sus sonrisas. Y a los que tenéis la suerte de no vivir en casa este problema, os animo a que difundais entre vuestros conocidos que efectivamente esto existe y que es un problema grave para muchas familias: Gracias por entendernos, apoyarnos y hacer la vida de nuestros peques mucho más fácil con vuestros gestos generosos y altruistas :-)
Silvia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>